Artículos

Haciendo las cosas bien, y cada vez mejor

FEMSA

Por: Elvia González, Directora de Planeación Operativa y Efectividad en Solistica.

 

 

Mi aventura en FEMSA inicia en 1996, cuando recién graduada de la carrera de Contador Público, obtengo la oportunidad de ingresar al corporativo como Analista de Información Financiera. En ese entonces, nunca hubiera imaginado todos los retos y aprendizajes que vendrían después.

 

En este camino, he tenido la satisfacción de formar parte de grandes proyectos en diferentes áreas y organizaciones de FEMSA, – sin dejar a un lado el proyecto más importante de mi vida: mi familia y ser madre de 3 niñas.

 

Estos grandes hitos en mi vida, tanto en lo profesional, como personal, me han dejado una gran enseñanza que yo traduzco en un principio que intento transmitir diariamente, tanto a mi familia como a mi equipo de trabajo: siempre podemos hacer mejor las cosas.

 

Este principio se transformó en un reto cuando me invitan a dirigir una nueva área operacional en Solistica: Efectividad Operacional y Planeación.

 

Buscando la excelencia

 

La efectividad operacional, también conocida como excelencia operacional, llegó a Solistica con un objetivo muy claro: construir una cultura de trabajo basada en mejores prácticas y metodologías estandarizadas que habiliten a la operación para alcanzar los objetivos establecidos en el plan de negocio. Hoy nuestro modelo consta de 4 pilares: cultura de seguridad y medio ambiente, calidad y procesos, sistema de medición estándar y mejora continua. La homologación de estas disciplinas en todas las operaciones de solisitica apoyadas por el control y seguimiento de una oficina central de proyectos se traduce en beneficios claros como el control operativo, seguridad laboral, consistencia en procesos, reducción de costos, mejora en el servicio al cliente así como garantizar el cumplimiento regulatorio.

 

Desde nuestra Dirección General, creemos firmemente que trabajar con estándares de seguridad y ambientales adecuados, mantener la calidad en el servicio de acuerdo a los lineamientos de los diferentes clientes e industrias con los que trabajamos, la medición comparable entre países y operaciones, y sobre todo, la habilitación de la operación para que logre más rápidamente sus objetivos, sumado a la mejora continua son algunas de las prácticas base para generar un diferenciador en la industria logística.

 

La ejecución

 

A pesar de que el concepto es muy atractivo, la ejecución a veces resulta ser muy retadora. Para generar un cambio sostenible y a la par construir una cultura de trabajo basada en la excelencia es necesario trabajar en hábitos, modificar rutinas asegurando la simplicidad y efectividad de las mismas. Requiere aprender y, en muchos casos, desaprender.

 

Y efectivamente , eso demanda tiempo y recursos. Sin embargo, es en este punto en donde necesitamos ampliar la visión; confiar en que, gracias a este esfuerzo inicial, nos espera un futuro en el que los procesos serán más ágiles y se tomarán decisiones más certeras, entendiendo mejor los riesgos y atacando oportunamente los problemas.

 

La pandemia

 

Sabemos que para desarrollar una metodología que realmente aporte una solución o mejora a cualquier proceso, es indispensable tener conversaciones previas con el usuario, en este caso la operación. Visitar los centros de trabajo, conocer de cerca sus necesidades y hábitos operacionales es nuestro punto de partida.

 

Este es uno de los principales retos para Solistica, en donde damos servicio a más de 4,000 clientes en siete países , y, por si fuera poco, el 2020 vino a hacerlo más interesante: lograrlo durante una pandemia.

 

Elvia González, Directora de Planeación Operativa y Efectividad en Solistica

La implementación exitosa de cualquier modelo de efectividad operacional requiere seguimiento constante, involucramiento en el día a día de los líderes del negocio, así como una participación activa de toda la organización, por lo que tuvimos que buscar otras formas de mantener ese contacto directo atendiendo a los protocolos de salud.

 

La tecnología ha jugado un papel importantísimo durante este tiempo para que la implementación del modelo continuara su plan en Solistica. Encontramos “nuevas” formas para mantener ese acercamiento y participación activa a través de sesiones virtuales, visitas y recorridos apoyados por cámaras de celulares, entre otras cosas, que sin duda son prácticas que permanecerán en nuestra manera de trabajar a futuro.

 

El mundo está en constante cambio, los retos de hoy no serán los mismos a los de mañana; me llena de orgullo ser testigo de que la empresa también ha evolucionado, que no se conforma con seguir tendencias, sino que las impone buscando siempre la excelencia.

Hoy, a pesar de las circunstancias por las que atravesamos todos, me emociona el futuro porque sé que estamos trabajando para recibirlo mejor que nunca… cada vez mejor.